La industria de los videojuegos, un sector en expansión y un reto laboral y psicológico

El sector de los videojuegos está en plena forma. Además de constituir la primera opción de ocio audiovisual del Estado, aumenta sus beneficios y su número de seguidores año tras año. Sin embargo, como dos expertos han dejado patente en el marco de la Euskal Encounter, la competitividad de la industria provoca dificultades, tanto empresariales como psicológicas.

La industria de los videojuegos facturó 1163 millones de euros en 2016, un 7,4% más que el año anterior. A pesar de esta enorme facturación, el éxito de los cerca de 450 estudios que desarrollan estos juegos a nivel nacional no es fácil, según ha admitido Arturo Monedero, vicepresidente de desarrollo de AEVI (asociación española de videojuegos), en el encuentro tecnológico vasco. El sector tiene tres problemas principales en España: la visibilidad, la financiación y la producción.

Por una parte, hay muchísimos juegos en el mercado, por lo que resulta muy difícil que un producto destaque sobre los demás. “Ante este contexto resulta vital invertir en marketing y comunicación, algo que raramente se hace bien cuando el presupuesto es ajustado. Esto desemboca en el segundo problema, la falta de financiación. Un juego indie tiene un presupuesto de entre 60.000 y 300.000 euros y es considerado una inversión de alto riesgo. Además, hay muy pocos inversores nacionales, por lo que resulta habitual tener que buscar financiación en el extranjero, donde hay que competir con miles de propuestas para hacerse un hueco. Otro de los problemas es la falta de conocimientos en temas de producción, lo que provoca que, por ejemplo, se retrase el desarrollo de un juego o se comercialice en fechas poco adecuadas”.

A pesar de estas dificultades, Monedero ha mostrado un moderado optimismo: “La situación está mejorando y ya hay estudios nacionales internacionalmente reconocidos”, tales como Nomada Studio, creador del juego Gris o Tequila Works, autor de Rime.

Ignacio Mendoza, pedagogo, coach y manager de esports, ha abordado el clima psicológicamente exigente de las competiciones de videojuegos, sector que generó 14,5 millones de euros de beneficios en España en 2016 y que cuenta con 5,5 millones de espectadores. Mendoza ha descrito el entorno de los esports como un mundo que se mueve muy rápido, con horarios exigentes y un entorno cambiante e inestable en el que hay que ser multitarea.

En opinión de Mendoza, es fundamental manejarse en varios roles, pero al mismo tiempo, “hay que encontrar lo que te diferencia y te hace especial”. También es igual de importante trabajar que mostrar lo que se ha realizado a través de plataformas o redes sociales, ya que “el trabajo es inútil si nadie puede apreciarlo”. Y, a la hora de tratar con gamers que, en muchos casos, no pasan de los 20 años pero se enfrentan a una gran presión psicológica, “la gestión emocional es clave”.

Los jugadores profesionales de videojuegos se dedican a “una profesión muy solitaria e incomprendida”, por lo que el manejo de las emociones es indispensable: gestionar la frustración cuando la partida no va como esperabas, ejercitar el autocontrol, saber ejercer la autocrítica y saber encajar el fracaso y el éxito son fundamentales, en opinión del entrenador y educador.

Asimismo, Mendoza ha subrayado que los esports cuentan con aspectos tremendamente positivos, ya que, al igual que los deportes tradicionales, “transmiten valores como el compañerismo o el esfuerzo, además de constituir una herramienta educativa de gran valor, debido a su atractivo e interactividad”.

Organiza

Euskaltel Konekta

Coordina:

Asociación Euskalamiga

Voz:

943-533696 (9:00-13:30 y 15:30-19:30 CET, de lunes a jueves y 9:00-13:30 viernes)

Fax:

943-533697

Canales IRC oficiales:

IRC-Hispano
#euskal
QuakeNet
#euskal

Correo electrónico

olatz@euskalencounter.org

Responsable de prensa:

Aitor Ubarretxena. Infotres Comunicación.
943 22 45 30 / 609 12 16 66
E-mail: press@euskalencounter.org

 

Localización

twitter facebook flickr youtube instagram twitch